Los padres del pequeño Leo

Tengo una amiga que ha sido madre hace poco de unos mellizos maravillosos. Tras un parto complicado y una infección angustiosa del niño -el pequeño Leo- todo apuntaba que la vida de esa recién formada familia llegaba a la calma y a la felicidad absoluta.

Pero a veces, cuando creemos tener encauzada la vida, orientado el futuro y asentadas las bases del mejor de los presentes posibles, esa misma vida que se nos da se complica.

Noa y Leo comen, duermen, lloran y sonríen en sueños como cualquier bebé de su tiempo. La niña, como casi todas, le ha cogido ventaja al hermano. Los padres, día a día, se habitúan a llevar adelante una casa con dos miembros más que dan tarea por cuatro.

Pero a todo este aprendizaje que experimentan unos padres primerizos le suman, desde hace dos días, una nota que requiere mayor unión, ánimo, esfuerzo, tiempo y amor del habitual. Begoña y Javi -que así se llaman esos padres amigos míos de los que hablo- tratan de interiorizar con entereza que Leo tiene fibrosis quística.

Y yo, que trato de imaginar el difícil momento que están pasando, les quería mandar públicamente todo mi cariño. Estoy convencida de que, más allá de las muchas precauciones que habrán de tomar y la dedicación que habrán de prestarle, Leo disfrutará de una vida plena llena de alegrías y desengaños, como la de cualquiera, y sus padres estarán ahí para gozarlo.

La ciencia, afortunadamente, no deja de evolucionar y en tres décadas ya sabéis cómo ha crecido la calidad y la esperanza de vida de estos enfermos. ¡Qué no podrá avanzar en otras tres! No perdáis nunca la esperanza.

Estamos deseando ver a esos preciosos enanos por aquí. 

Anuncios

Acerca de rocioromerope

Abogada de profesión, polemista por vocación y bética de corazón. Aúno y desmiento tópicos sevillanos.
Esta entrada fue publicada en Lo que es la vida y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los padres del pequeño Leo

  1. La gata Roma dijo:

    Al fin y al cabo un hijo es un hijo, y los motivos para quererlo nunca escasean.
    Han tenido mucha suerte, la suerte de ser padres por partida doble, y de que ambos pequeños salieran adelante, la ciencia va a la velocidad de la luz, seguro que Leo podrá confirmar esto en el futuro.

    Muchos besos para los cuatro, y por supuesto, para ti.

    Kisses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s