¡Ay el corazón!

Desde bien pequeña he escuchado frases del tipo ‘los béticos estamos hechos de otra pasta‘ o ‘el bético tiene el corazón a prueba de infartos‘. Y también he escuchado muchas veces aquello de ‘es que los béticos celebran cualquier cosa‘ ‘cualquier excusa les sirve para montar una fiesta‘.

Ahora les pido que hagan un ejercicio mental:

Hagan el intento de ponerse en la piel de un bético anónimo, que no siente otros colores que no sean el verde y el blanco, y ha sufrido con el final de la ‘era Lopera’ un sofocón tras otro. Se ha quedado lleno de rabia e impotencia al ver que el chorizo más grande que ha dirigido esta centenaria institución ha hecho con ella lo que le ha dado la gana y después la ha dejado en una situación económica extrema. Y, para colmo, tiene al equipo de sus amores en Segunda.

Piensen ahora en el comienzo de la temporada que va a terminar, en lo que supone para esa persona que las riendas de su equipo las tomara un querido del club como Pepe Mel, al que la bética que les pone en situación vio jugar muchas veces cuando era pequeña. Añadan que el arranque del 2011 viene acompañado de la llegada a la Presidencia de un mito del beticismo como Gordillo. Imagínense ahora una temporada preciosa, con horarios mañaneros y campos de segunda, pero preciosa. Recuerden la tristísima y larga etapa institucional vivida con el mayor impresentable que ha ocupado el palco del Betis y la asfixia provocada en una afición incondicional. No olviden la situación concursal de un club sacudido por las desastrosas consecuencias del Real Decreto de Sociedades Anónimas Deportivas, entre otros muchos factores. Y ahora echen el freno. A falta de 5 partidos y ocupando el liderato de Segunda el bético toca el ascenso con la yema de los dedos. No se queden ahí, pónganle más notas barrocas al asunto. El equipo que dirige Mel despejaría las dudas ganando en Córdoba, pero empata.

No pasa nada, se gana al Tenerife y se confirma la próxima temporada donde le corresponde al Glorioso. Primera parte de ensueño y segunda parte de fiesta. Pero ¡alto ahí! ¿Cómo? ¿Ascenso virtual? ¿Eso qué es lo que es? ¿Eso se celebra? A medias: quedándote con las ganas aunque permitiendo que la sonrisa no se quite de la cara en lo sucesivo. ¿Por qué? El tercer clasificado, el Granada, interpone sucesivos recursos por alineación indebida de un jugador del Barcelona B que, de estimarse, le añadirían 3 puntos a los existentes en su marcador y retrasaría el ascenso matemático del Betis. Bueno, pues nada, vamos a ver contra el Nástic. Domingo 15 de mayo (¡la niña bonita!) a las 12 todos los que no estamos en Tarragona nos pegamos a la radio; una victoria confirma el ascenso matemático y descarta la dependencia de lo que suceda con el Granada.

Arranca el partido y las decisiones arbitrales hacen que salte la liebre y piensas ‘ojú, qué mala pinta tiene esto’, ¡mala pinta es algo! Roversio de mis entretelas ¿qué haces marcando en propia puerta? 1-0 y varias tarjetas amarillas en contra, ¡mamma mía! Primera parte para olvidar, vamos a ver qué pasa en el segundo tiempo. Con el empate de Rubén Casto -según la radio de gran categoría- vuelves a respirar y tu corazón late más fuerte con la esperanza de remontar el partido y poder pitar como un loco desde el coche, bandera en mano. ¡Que te lo crees tú, bonito! 3-1 y ganas de matar a alguien. ¿Ni en las alegrías vamos a estar tranquilos, ¡dios mío de mi alma!? Aún queda una retorcida posibilidad de ascender matemáticamente horas más tarde. Si el Granada pierde contra el Alcorcón ya el bético puede dejar de hacer cuentas. Así, por la tarde vuelves a pegarte a la radio.  A falta de 1 minuto para los 95 del partido tu emoción está a punto de estallar y las conexiones que desde la radio hacen con el AVE en el que se encuentra la plantilla verdiblanca te aceleran. De repente, ‘¡gooooooooooooooooooooooool en Madrid!’ ¿De quién imbéciles? ¡decid de quién, que nos va a dar un infarto! -no sé si transcurre 1 segundo o 20 pero la eternidad debe provocar una sensación parecida- ‘Alcorcón 2-Granada 0, el Betis es matemáticamente equipo de Primera!’. 

Puedo asegurar que en esas milésimas de segundos lloras y ríes a la vez sin control alguno y ya cuando escuchas la voz quebrada del entrenador el nudo se desata y no controlas lo que sientes. 

Es cierto que el Betis es el equipo que  mayor capacidad de asombro puede provocarte. Es capaz de darte lo imposible cuando todo lo tiene en contra y desesperarte cuando todo juega a favor. Nunca había vivido un ascenso por fascículos y ha tenido que ocurrirle al de las trece barras. Una fiesta preparada y pospuesta tras una mañana de exasperación. Actos en suspenso. Y el corazón en un ‘ay! permanente. 

¿Casualidad que el estadio en el que los béticos teníamos puesto el corazón el domingo se llame Santo Domingo? ¿Es casual que el mismo equipo que mantenía el ascenso en el término ‘virtual’ nos otorgara el ‘matemático’? Estas cosas sólo nos ocurren a nosotros. Ese es el Betis. No podría haber ascendido de forma más genuina. Manquepierda. No le podría haber pasado a otro. 

No me digan ustedes que el Betis no es diferente e inigualable, por favor.

Anuncios

Acerca de rocioromerope

Abogada de profesión, polemista por vocación y bética de corazón. Aúno y desmiento tópicos sevillanos.
Esta entrada fue publicada en Cosas que me hacen reir, Mis debilidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Ay el corazón!

  1. Diego Romero dijo:

    Es tan diferente, que ha subido “manque pierda” y a trecientos Kms. por hora.
    ¿Quién da más?

    Besos verdiblancos.

  2. el aguaó dijo:

    Es el Real Betis, el único equipo del que uno nace y no se hace.

    Besos tan grandes como el Villamarín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s