Mi Semana Santa: el desenlace

Después de aquello, cuando el Señor de la Salud se perdió enfilando calles que le conducirían a su casa y dejando atrás la Alfalfa, se marchó mucha gente y se produjo una nueva espera, más desordenada, más cálida -pues el sol ya irrumpía en la mañana del Viernes Santo- y más larga. Por eso, decidimos bajar hasta la esquina de la Cuesta con la calle Francos, queriendo acortar distancias. Me sorprendió el bajón de público que se produjo pero no especulamos sobre ello. Mientras aguardábamos la llegada del pasopalio pocas palabras pude intercambiar con mis amigos, me había quedado sin saber qué decir exactamente después de experimentar algo que no me había ocurrido antes. Y es que explicar un flechazo no es tarea fácil, así que no lo intenté.

Cuando la impaciencia se iba adueñando de todos Ella avanzó hasta dejarse ver por la desembocadura de la calle y arrió el paso antes de tomar la esquina. El paso permaneció con los zancos en el suelo bastante rato, el esfuerzo que tendrían que hacer los hombres que la llevaban no era para menos. Y allí quieta, contemplándola, entendí su nombre. Angustias de una madre, ¿qué madre no sufre con sus hijos?, ¿Qué madre no viene detrás nuestra, soportando nuestra carga? ¿Cuánto amor cabe en una madre?

image39

Cuando el palio comenzó a andar me vino a la mente la célebre frase de su capataz, Alberto Gallardo, ésa con que mimaba a sus hombres, ¡ole los que huelen a canela y clavo!. La Virgen andaba con arte y finura, con el mimo de sus costaleros, y yo no entendía cómo la gente se iba sin contemplarla, pues sin Ella la cofradía no estaba completa, sin Ella la madrugá se quedaba coja.  ¡Cómo perderse su cara! ¡Cómo perderse esa trasera de palio al subir la Cuesta!

Así fue como yo, que venía de salir en la única procesión de silencio que hay en Valverde, que pienso que la mejor estación de penitencia es la que se hace sin hablar, que siempre critiqué que los nazarenos se hagan notar por algún anillo no quitado a propósito o alguna pulsera o signo distintivo, que me acababa de hacer mi nueva túnica negra, que no transigía con que los aplausos cortaran el respeto al paso de cualquier Cristo o Virgen, acabé enamorándome de mi contrapunto; de una hermandad con un inmenso recorrido, de mucho gentío, una cofradía popular a la que no me había unido nada hasta ese día; ni tradición familiar, ni vecindario, ni parroquia de bautismo, ni raza calé ni nada.

Ese día supe que algún día sería hermana de Los Gitanos y, antes de que yo diera el paso, unas navidades, mis queridos Reyes Magos, esos que tan bien saben todo lo que te ilusiona y que ansías tener, me trajeron el mejor regalo que yo podía imaginar: mi inscripción para ingresar en la nómina de hermanos de Ntro. Padre Jesús de la Salud y María Stma. de las Angustias.

Anuncios

Acerca de rocioromerope

Abogada de profesión, polemista por vocación y bética de corazón. Aúno y desmiento tópicos sevillanos.
Esta entrada fue publicada en Mis cosas, Mis debilidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mi Semana Santa: el desenlace

  1. marga dijo:

    Qué bonito keit!!Me ha gustado mucho leer todos estos posts cargados de cariño y sentimiento.
    Ya mismito nos vemos.
    Un beso

  2. Juanma dijo:

    La cara de la Virgen de las Angustias es casi imposible de sostener, la mirada no tiene fuerza para tanto sufrimiento. Enhorabuena por todo.

    Besos.

  3. Antonio dijo:

    El desenlace que no es más que el principio.

    La trasera de un palio en Sevilla es inimitable por mucho que se empeñen. Otras cosas sí pero eso, no.

    Me encantaría poder felicitarte personalmente por estas entradas, por que mañana es Domingo de Ramos y por una madrugá como la que nos acabas de pregonar. Así que estaré atento esta tarde por Nervión, el Plantinar o la Juncal.

    Un abrazo.

    Antonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s