Mi Semana Santa: la transición

escanear0004

A medida que fui creciendo, tuve claro que tomaría una decisión irrevocable: dejaría de salir con los blancos y saldría en las dos procesiones de la que sentí siempre como mi hermandad. La procesión de madrugada fue el estreno que marcó el cambio. Dejaba atrás mi niñez y me iba haciendo mayor -o eso creía yo por aquél entonces-, cosa que me permitía salir de nazarena en la procesión de silencio, la seria, la de los mayores que, a su vez, no me impedía seguir acompañando en la tarde del Viernes Santo a mi Virgen de la Soledad, a la que siempre me sentí unida de una manera especial. La Hermandad de los Capiruchos Negros procesiona dos veces (algo así como la Borriquita y El Amor, aunque no exactamente): en la madrugá del Viernes Santo con Ntro. Padre Jesús de las Tres Caídas y en la tarde del Viernes Santo con el Santo Entierro de Cristo y María Stma. de la Soledad.

Nunca olvidaré la primera vez que escuché, poco antes de las cuatro de la madrugada, hora en que las puertas de la Ermita del Santo se abren para que la Cofradía comience su estación de penitencia, aquello de “Hermandad ¡de rodillas!“, como tampoco podré olvidar el escalofrío que se siente cuando entre nervios se escucha cantar entre las paredes de la encalada Ermita “Al Gólgota”.

Paralela y progresivamente, la curiosidad por vivir una Madrugá sevillana fue creciendo pero no encontraba el momento de decidirme tras estar tantos años saliendo de nazarena con mi hermandad. Paradójicamente, fue el año en que iba a estrenar mi primera túnica nazarena, pues hasta entonces siempre había ido con una túnica heredada, cuando me armé de valor y decidí quedarme en Sevilla hasta el Viernes Santo, no sin remordimientos de conciencia.

Continuará…. pero mientras tanto un poco de música

Anuncios

Acerca de rocioromerope

Abogada de profesión, polemista por vocación y bética de corazón. Aúno y desmiento tópicos sevillanos.
Esta entrada fue publicada en Mis cosas, Mis debilidades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Mi Semana Santa: la transición

  1. America dijo:

    Tu no sabes lo especial que me resulta entrar a este espacio de tu vida,para mi se abre una manera diferente de ver la Semana Santa Sevillana a través de tus experiencias,lo cuentas de una manera calidad,cercana,tanto que puedo de alguna manera imaginarte….

  2. 5nocimiento dijo:

    Niña, al paso que van las previsiones me temo que a partir del martes tendremos agua, con lo cual (espero equivocarme, rezando a los dioses) nos vamos a quedar tu sin cirios y yo sin playa…

    Besos.

  3. Juanma dijo:

    Pues yo he escuchado que la previsión de lluvia para la Semana Santa es pequeñísima, practicamente inexistente.
    Y qué bonita entrada, tan sencilla en recuerdos y vivencias.

    Besos.

  4. Antonio dijo:

    Enganchado me tienes a la historia que concluirá en Zapateiro tal y como es ahora. Pero saber poco a poco como te acercaste a la Salud y a esta sevillana forma de hacer las cosas me parece que es un privilegio.
    Besos
    Antonio

  5. Andrés dijo:

    Qué tiempos y qué recuerdos eh!!!
    Casi nada. Como dos soldados, por el camino más corto, capirucho en cuello, y sin hablar por la calle, subiendo esa escalinata de los “Tras Corrales” para entrar, no sin miedo a que no nos dejaran entrar por el desteñido de los cordones, por el lateral de la Ermita del Santo…
    Impresionante el momento fulminante de “¡hermandad, de rodillas! o el ruído de las cruces chocando entre sí por la formación previa a la salida en tan poco espacio, o los polémicos pero especiales cabildos en el Católico, entre raciones de chocos fritos y jarras de cerveza fría.
    Este año estaré en Málaga (por el premio del concurso fotográfico), pero el año que viene estaré pinchado en la puerta para ver salir a nuestro Señor del Santo. También, y si se lleva a cabo la “igualá general” que me dejará fuera del paso de Cristo de la Sagrada Cena visitaré con la mayor ilusión del procesionar de la Paz por el arco del Postigo, que hace más de diez años que no lo disfruto…
    Un abrazo prima.

  6. Zapat dijo:

    América es un placer que gente que vive a tantos kilómetros de distancia pueda tener un visión “más certera” de la realidad de la Semana Santa nuestra, tan topicalizada (me acabo de inventar la palabra), así que soy yo la que agradece tu lectura.

    5nocimiento hombre de poca fe… el tiempo estupendo.

    Juanma la entrada es sencilla porque mi relación con el mundo de la Semana Santa también lo es -no por ello menos grande;)-.

    Antonio un privilegio es tenerte aquí. Yo también estoy enganchada a tu cuarentena.

    Primo qué te voy a contar que no sepas si nos hemos vestido juntos siempre desde que éramos unos micos. En otra ocasión habrá que hablar de los célebres cabildos en el católico, jajaja, qué buenos recuerdos.

    Besos para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s