Verdades como puños

Esta semana ha tenido lugar la entrega de premios Ortega y Gasset de periodismo que otorga “El País”.

Gervasio Sánchez es un periodista experto en conflictos internacionales que trabaja para medios nacionales e internacionales como la Cadena Ser, la BBC, la Vanguardia, etc. En la mayoría de guerras que han tenido lugar desde la mitad de la década de los 80 ha estado con su cámara de fotos, haciendo de “ojos de la guerra“.

Este cordobés de 49 años define su objetivo como “hacer de intermediario entre el dolor y el olvido” e informar.

Una fotografía suya titulada Sofía y Alia, publicada en el Heraldo de Aragón y en el Magazine de la Vanguardia ha sido premiada en esta edición de premios. La foto forma parte de la serie titulada Vidas minadas.

El fotógrafo critica que los medios de comunicación reduzcan las guerras a cifras y reivindica el nombre de las víctimas.

El discurso que pronunció en la recogida del premio lo he podido leer completo gracias a Rosa Jiménez, que lo reproduce en su blog. No he podido resistirme a traéroslo aquí.

Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película Cuentos de la luna pálida de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de la minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.

Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabriquemos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me avergüenzo de mis representantes políticos.

Pero como Martin Luther King me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias

Ustedes dirán.

Anuncios

Acerca de rocioromerope

Abogada de profesión, polemista por vocación y bética de corazón. Aúno y desmiento tópicos sevillanos.
Esta entrada fue publicada en Pensando un poco y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Verdades como puños

  1. Luz de gas dijo:

    Qué lástima las piernas de la señora, muy buena foto. Este premio servirá para hacer llegar el mensaje, también gracias a gente como tu.
    Son muchos intereses, esperemos que pronto se encuentre una salida con la que nos podamos sentir todos orgullosos.

  2. Antonio dijo:

    La venta de armas es un gran problema. Un gran negocio de occidente. Estamos de mierda hasta las cejas.

    Buena entrada, mejor foto y gran reflexión.

    Saludos
    Antonio

  3. DG dijo:

    Me uno a las felicitaciones por la entrada. De todas formas hay algunas cosas que me gustaría comentar.

    España exporta armas, lo cual me parece deleznable, de acuerdo, pero el problema es que esos países compran esas armas. La culpa en sí no creo que sea de los que venden, sino de los que hacen que en esos países sean necesarias; es decir, si en nuestro país no vendieran armas, esa gente las conseguirían de otra forma, ya que por culpa de su gobierno, del sistema o de lo que sea medio mundo está en guerra constantemente. Por ello, que esa mujer tenga piernas ortopédicas no es exclusivamente por culpa (a mi entender) de que España, Francia o el país que sea, venda armas, sino que es culpa de como está organizado hoy día el mundo; de la existencia de esos países pobres que a las grandes potencias no les interesa que se desarrollen.

    Si esa pobre gente tuvieran otro nivel de vida no dudo que comprarían ordenadores (por ejemplo) en vez de fusiles. Pero no interesa, ese es el problema.

    Saludos.

  4. La gata Roma dijo:

    Totalmente de acuerdo con DG que supongo que es Du Guesclin y no esos diseñadores amantes de los brillos… Es culpa de todos, de quien vende, de quien compra y de quien mira para otro lado, y lo triste es que si no es uno es otro o todos…
    Kisses

    P.S. Al menos queda el consuelo de que se recompensa el trabajo de alguien que no mira para otro lado

  5. Luz de gas dijo:

    La verdad es que la culpa la tienen los dos que verdad más grande. Entonces lo que habría es que buscar soluciones a los problemas que incitan a estos paises a comprar armas.
    ¿Cuales son?

  6. Enhorabuena por tu entrada, y felicitaciones por tu nueva casa, que aun no tenía el placer de conocerla.
    Un beso

  7. Zapat dijo:

    Pues sí Juan, tu lo has dicho, puros interese económicos, nada más.

    Antonio, llevas toda la razón del mundo, estamos en esto hasta las cejas, así que nada de doble moral, si defendemos una cosa hay que ser consecuente y si no ¡no seamos falsos!

    Du Guesclin no puedo estar de acuerdo con tu razonamiento esta vez. No, por tanto, con la Gata Roma ni con Juan.
    Vender una política antibelicista o pacifista y, a la vez, permitir que España sea un país exportador de armas muy importante es una hipocresía y nos convierte en cómplices del odio y la destrucción. No creo que el problema sea que los países compran armas, que en si sí es un problema, sino que los países que vamos de civilizados por el mundo, exportando los valores de la democracia y vendiendo mentiras estamos metidos en esto hasta las cejas (como decía Antonio).

    Juan el problema que se esconde siempre detrás de las guerras es el de los rescursos naturales. Otra cosa es de lo que quieran disfrazarlo.

    Un beso a todos.

  8. DG dijo:

    Está claro que es hipócrita llevar en un avión medicinas por un lado y metralletas por otro, y a todos nos parece totalmente inmoral que un país sin economía destine gran parte de su presupuesto a comprar armas y no alimentos; pero claro, ¿que se hace? ¿se retiran las ayudas? Es que es la pescadilla que se muerde la cola, porque si no se da dinero, el poco que tengan lo van a gastar en armas, no en comida; y si se aumentan las ayudas destinarán parte a comida, pero también aumentará el presupuesto en armas. La única solución que veo a esta encrucijada es educar y confiar en que poco a poco vaya aumentando el nivel de vida de estos países, para lo cual veo fundamental por cierto el papel de la inmigración (siempre controlada, por supuesto).

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s