SIN PALABRAS

Aquí estoy de nuevo, escribiendo con nostalgia. ¿Por qué se irán tan rápido los días cuando los esperas con tantas ganas?
La semana Santa de Sevilla está llena de estampas preciosas, de emociones difíciles de explicar, llena de detalles, matices que la hacen inigualable. Pero el momento más grande de mi Semana Santa pude disfrutarlo, como se espera todo un año. Con un frío nunca pasado hasta ahora pero con todo su esplendor. Los que me conocéis ya sabréis que me refiero a la Madrugá. Seis son las Hermandades que tienen el privilegio de salir esa noche y todas tienen su cosa: unas por su sobriedad, otras por su elegancia, otra porque toda ella es una auténtica joya, otras por su gracia, pero hay una que no puedo ni siquiera calificarla. Los Gitanos me dejan sin palabras año tras año. Sólo las lágrimas hablan cuando veo esa cara morena por la mañana con el cansancio acumulado de una noche larga de esperas. Todo se olvida cuando está delante, ni el sueño, ni el frío, ni las ganas de un buen desayuno,ni el dolor de pies, ni la desilusión que tantas veces me produce esta Iglesia, ni los momentos de dudas…
Nada perturba ese encuentro entre El y yo.

Anuncios

Acerca de rocioromerope

Abogada de profesión, polemista por vocación y bética de corazón. Aúno y desmiento tópicos sevillanos.
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a SIN PALABRAS

  1. marga dijo:

    Q arte tienes coño!!!! Q clase tienes comadre. Ya sabes q me encantaría vivir esa madrugá en Sevilla pero esto tira mucho y me cuesta la vida irme de Valverde en la madrugá. A ver si encuentro el año perfecto pa irme payá.

    Q satisfecha stoy de esta semana santa,he vivido experiencias nuevas y momentos muy emocionantes,y sin derramar una lágrima,eh?.Muchas gracias keit,por enseñasme y aguantarme.
    muchos besos.

  2. Jmc dijo:

    Pues sí Zapat¡ La madrugá es mágica es una noche para el recuerdo en la que se viven cosas difíciles de contar. Aún recuerdo mi primera madrugá y la cara de tonto que se me quedó cuando vi al Gran Poder pasar por el Postigo o a las dos Esperanzas. Aunque te doy la razón que los Gitanos tiene algo, que aún no he descubierto lo que es, pero que lo hace muy especial. LLevo ya varios años sin ir a la Madrugá y la echo de menos. Espero volver pronto a ella y si puede ser de manera activa, eso ya seria lo máximo.

    Estamos todos locos.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s